10.2.06

No hay memoria ni olvido.

"Todo es irreal, menos la Revolución" (Lenin).

Y es cierto: todo es ridículamente irreal. Todo es absurdamente pretencioso. Todo no es más que gente corriendo detrás de sí misma. Para mirarse la espalda no hace falta más que entretenerse con el propio interior, esa caja cuya mayor sorpresa es nada.

Como todo es irreal, los medios de multiplicar la realidad multiplican la nada. Internet es un buen ejemplo: los ojos que leen este texto no están puestos en ningún lado. El cerebro que recibe esta información no está verdaderamente interesado en nada. El obsesivo interés en sí mismo es una forma de no estar interesado ni siquiera en las propias uñas, ni en el odio que - sorpresivamente - Enrique Banchs nos presenta en su poema de tigre.


Cuando algo está permanentemente en la memoria se transforma en olvido. No vemos lo que está a nuestro alcance, perdidos y desesperados por ver más allá.

Este texto es nada. Olvidarlo, como se olvida tan fácilmente esa eterna memoria de uno mismo.


Busco otros ojos.

9 Comments:

Blogger espirales de delirios said...

estoy pensando en esto hace varios dias..
y sin mebargo pensar en esto es como circulo hacia lo mismo..
pensar en que entrenerme con mi propio interior es mirame la espalda en un masoquismo onanista ...
y que eso es simpre es circulo que termina en nada..
eso tambien en seguir el circulo de mirarme la espalada y seguir en nada.



pero como escpara de una neurosis (o el nombre que le puso alguien mi estado)...que me lleva a eso.
y como escapar si el panteo del escapar es aun el seguir en eso..


entre el msirame la espalda y la accion.
me quedo .
me individualizo.
me vuelvo irreal.
y de tan irreal o por que veces no tanto..
ni me importa.


hasta que de golpe veo algo que em rescta ade mi irrealidad ..
de mi mirar la esplada..
de mis fantasmas irreales ..
de mi.
y apso a un acto que un poco mas real y por lo menos en algun punto de otro.
pero al rato vuelvo a mi.


y el circulo no logra romperse...


mi patologia mental...es muy egocnetrica decia el tro dia y me diejron..
tus fantasmas son lindos..te hacen ser vos.

ser yo ser yo?

soy?
cual es la realidad real si solo me veo a traves de estos ojos que yo misma formo.?


el pensar es irreal, solo importa el acto.pense...y ay no tenia sentido.

"como se olvida tan fácilmente esa eterna memoria de uno mismo."

como???
como?
como!















como...

1:15 a. m.  
Blogger Belú said...

¿Sirve de algo que lea esto para completar la realidad de la revolución? Cada minuto pienso más en eso...
No te voy a decir nada más porque ya te escribí en el otro blog, y no quiero que creas que te apabullo con mis desórdenes emocionales - ideológicos.
Me gusta leerte.

11:10 p. m.  
Blogger Jack Celliers said...

La realidad de la Revolución no creo que pueda ser completada con palabras. La Revolución - como el amor - son palabras pero también son actos.

La palabra prepara el acto. Me parece.

4:36 a. m.  
Anonymous Rea Americana said...

Che, acá te zarpaste y la tocaste a una por adentro, qué descaro. Cada vez me gusta más lo que escribís, y ahora que escribís esto y al ego le das certera patada en el egregio culo, lo que leo me reclama que no lea más, que en vano es, pura vanidad. Mirá que resultaste jodido.

6:31 p. m.  
Blogger Jack Celliers said...

Si. Jodido. Uhhhhh. La pose de jodido no me va. No me gusta decir: si, si, soy un jodido eh?

Pero igual sí, me parece que soy jodido.

11:59 a. m.  
Anonymous Rea Americana said...

Qué susceptible, che. Un marxista con la piel de terciopelo, quién lo hubiera dicho. Pasa que me cuesta dar elogios, me gusta más pelear. Por eso te peleo mientras te digo que me gusta lo que escribís y el cómo, y que mientras lo leía me tocó, me mostró mi propio acto en ese instante y dije, "ay, que guacho". Te envidio la caridad y la pluma, no así la temperatura. Un beso, jodidón.

8:59 p. m.  
Anonymous Rea said...

La "claridad", te envidio, claro, la caridad es un horror. Chaus.

7:12 p. m.  
Blogger Natheliè S said...

El problema es si el interés en sí mismo radica en un interés por la situación social que daña al propio ser. En cuyo caso, el egoísmo llevaría a la pretención de reformular situaciones sociales por poder ver como esas situaciones dañar en pluralidad de casos.

Sin ir más lejos y como bien lo decís: "No vemos lo que está a nuestro alcance, perdidos y desesperados por ver más allá."

La pregunta sería ¿Qué es lo que hay a nuestro alcance?

Palabras que se tornarán comercio.
Ideas que se tornarán vanguardias.

Ideas viejas que ya no son oídas.
Palabras de vanguardia que ya no se editan.

A nuestro alcance solo estamos nosotros mismos. No poder hacer nada ante el monstruo de la sociedad toda.

5:39 p. m.  
Blogger Natheliè S said...

FUCK!

Llamameeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee

¿Donde estàs?

10:04 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home